El sector turístico de Tarragona pide la prórroga de los ERTE con las mismas condiciones

El mes de agosto ha dado esperanza al sector turístico consiguiendo unos datos que, muy lejos de acercarse a los niveles de 2019, han dado un poco de oxígeno a trabajadores y empresarios. Sin embargo, la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) y la Federación Empresarial de Hostelería y Turismo de la provincia de Tarragona (FEHT) -la entidad que representa el 90% de las plazas de alojamiento de la provincia- alertan de la llegada de una temporada de otoño e invierno muy dura para el sector y solicitan una prórroga de los ERTE en las mismas condiciones hasta que el sector recupere los niveles de actividades mínimos para volver a funcionar con autonomía.

Tanto la FEHT como la CEHAT apuntan que los datos de agosto son el ejemplo de que el sector no tardará mucho en recuperarse si las condiciones sanitarias y, por tanto, la demanda, mejoran. Sin embargo, tal como señala Berta Cabré, presidenta de la FEHT, «tras el espejismo del mes de agosto, entramos en una temporada de otoño e invierno que prevemos muy complicada y donde muchos establecimientos, básicamente de la costa, están volviendo a cerrar por la falta de turistas internacionales».

Ante esta situación, los empresarios del sector turístico insisten en que, después de unos meses de trabajo intenso, es más necesario que nunca que se proteja a los trabajadores y a los empresarios para evitar la destrucción de miles de puestos de trabajo en el sector. En este sentido, la FEHT y la CEHAT recalcan que la falta de recuperación de la demanda de turismo extranjero y la nula actividad en la touroperación hacen prever un exceso de oferta en los establecimientos de alojamiento que seguro generará efectos negativos este otoño y invierno.

«Necesitamos que se prorroguen los ERTE manteniendo las condiciones actuales y que se priorice a el sector turístico, que es el que se ha demostrado más vulnerable y el que más ha sufrido durante la pandemia. Recordemos que venimos de un año y medio de tener los establecimientos prácticamente cerrados y la reactivación para las empresas es muy delicada. Habitualmente en septiembre el turismo nacional va a la baja y sin visitantes internacionales, es una situación muy compleja para las empresas que abrieron y han notado cierta recuperación en agosto. Tenemos que intentar aguantar y, por ello, es vital que esta red de seguridad que nos ofrecen los ERTE continúe», señala Cabré.

La FEHT subraya que la herramienta de los ERTE se ha probado como un mecanismo válido y efectivo para el mantenimiento de las empresas que están atravesando dificultades. Un mecanismo que, como sostiene la FEHT, da cobertura, tanto a las empresas como a sus trabajadores. En este sentido, la Federación insiste en prorrogar para que las empresas que no puedan alargar la temporada de verano y no puedan mantener las condiciones que tenían con anterioridad debido a la Covidi, puedan aguantar hasta que se recupere una situación cercana a la normalidad.

Cabré recuerda que «el turismo es el principal motor socioeconómico de la provincia de Tarragona. Generamos un PIB específico turístico y un impacto del 25,70% respecto al total. Además, un 28,5% de los cotizantes a la Seguridad Social corresponden al sector del turismo y la hostelería. Así pues, necesitamos medidas que nos ayuden a afrontar lo que queda de 2021 y hasta que volvamos a recibir visitantes el 2022 con unas mínimas garantías. Hay mucha gente que depende del turismo, tanto directa como indirectamente».

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar els nostres serveis amb les seves preferències mitjançant l'anàlisi dels seus hàbits de navegació. Si continua navegant, considerem que n'accepta el seu ús.